Cuestión de Genes

¿Por qué test genéticos que aparentemente ofrecen lo mismo tienen precios tan diferentes?

Para la mayoría de la gente, la genética es algo que nos suena, pero si tratamos de comprenderla en detalle, nos resulta tan fácil como aprender chino mandarín. Por este motivo, cuando comenzamos a navegar entre el amplio abanico de pruebas genéticas disponibles en internet, es fácil conseguir marearnos, ahogándonos en un mar de información.

La realidad es que, cuando alguien busca un test genético, cada persona tiene una motivación diferente. Hay gente que quiere saber su riesgo a padecer determinadas enfermedades, otros quieren averiguar cómo su genética podría mejorar su capacidad deportiva, o conocer el origen de sus ancestros…

New Call-to-action

A la hora de adquirir un test genético, una cosa es clara: el precio está relacionado con la tecnología que hay detrás del test y la información que te aporta… nadie da algo a cambio de nada, por lo que el precio suele darnos una idea bastante acertada de lo que podemos esperar de la prueba.

A la hora de leer nuestro ADN, la molécula misteriosa que alberga el secreto de cada una de nuestras vidas, no todas las compañías proceden de la misma manera. Si comparásemos estas compañías con lectores de ADN, y el ADN con un libro, podríamos diferenciar de manera muy general 3 tipos distintos de lectura: lectores que miran palabras sueltas a lo largo del libro, lectores que leen 3 o 4 hojas importantes o aquellos lectores que leen el libro completo.

En los tres casos, ¡los lectores leen palabras reales!, pero la información obtenida es totalmente diferente. En el primer caso, si el lector sabe qué palabras mirar exactamente, probablemente te aportará información interesante, aunque dejará mucha otra fuera. Este sería un caso equiparable a las pruebas que miran posiciones específicas en el ADN (pequeñas variantes), por supuesto, salvando las distancias. En estos test se miran variantes que se han observado en grandes estudios que están relacionadas con un determinado rasgo, como tener más potencia muscular, tener niveles de vitaminas más bajas o aquellos que muestran el origen de sus ancestros.

Ahora abordamos el caso del lector que lee las hojas importantes en capítulos clave, de esta manera podrá aportar la información más importante relativa a aquello que ha decidido leer. Los paneles genéticos seguirían un patrón parecido a este, como he dicho antes, salvando las distancias. Los paneles van a mirar genes completos de nuestro ADN que se sabe de manera fehaciente que están relacionados con alguna patología. Estos test son una opción médicamente muy válida cuando queremos analizar enfermedades con un origen genético muy claro y muy bien estudiado como el cáncer de mama y ovario.

El caso del lector que lee el libro completo es algo diferente, el lector va a invertir mucho tiempo en leer el libro (más que los otros 2), pero una vez termine podrá hacerte un resumen de las partes más importantes. Este es el caso del análisis del genoma. En este caso se secuencia (lee) TODO el ADN de una persona y de toda esa información, selecciona la información más relevante de una persona sana, para poder prevenir enfermedades. Esto es un proceso más laborioso.

 

Infografia comparación genoma completo vs otros test

 

Si hablamos del coste de los 3 tipos de pruebas mencionadas anteriormente, el análisis de variantes en el ADN tiene un coste mucho menor, encontrándose entre los 50 y los 150 euros, mientras que la lectura de genes completos se encuentra entre los 300 y 800 euros. Ambas opciones son más económicas que la secuenciación del genoma completo, que lógicamente tiene un precio superior (algo menos de 2.000 euros).

Si hablamos acerca de información importante, al igual que el coste, aumenta la cantidad de información relevante acerca de enfermedades, es decir, aumenta la utilidad clínica del test. Esta utilidad clínica es la que va a permitir a la persona sacar el máximo provecho del test para poder, de una manera más completa, por ejemplo, prevenir enfermedades.

El problema surge cuando la información facilitada no es clara, o cuando la promesa de información supera la realidad. Quizá la primera pregunta que deberíamos ser capaces de responder es ¿Por qué quiero hacerme una prueba genética?, ¿quiero conocer aspectos claves de mi salud o me basta con saber si tengo una determinada ascendencia?

En función de mi respuesta mi búsqueda se centrará en compañías que me ofrezcan “genetics for life” versus aquellas que me propongan “genetics for fun”. Si quiero que mis resultados me ayuden a mejorar mi vida sin duda tendré que recurrir a aquellos con la solvencia y experiencia médica y clínica necesaria.

Si te ha gustado este artículo puede que también te interese “¿Cuál es la diferencia entre las tecnologías para realizar test genéticos?”.

Si quieres saber más sobre nuestros test genéticos, necesitas una consulta de asesoramiento genético, visita nuestra web o contacta con nosotros.

VRT - CTA Post - Asesoramiento genético gratuito

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.