Cuestión de Genes

Primeros síntomas del embarazo y consejos para aliviar alguno de ellos

Los primeros síntomas del embarazo son, principalmente, consecuencia de los cambios hormonales que se producen en el cuerpo de la mujer. Por eso, si estás embarazada es muy probable que experimentes uno o varios síntomas de los que te explicamos en este artículo, aunque también es posible que no experimentes ninguno de ellos. En cualquier caso, no debes alarmarte ya que como se suele decir “cada embarazo es un mundo”. En todo caso, es conveniente que sepas qué medidas puedestomar para aliviar algunos de estos síntomas si aparecen, ya que algunos, como por ejemplo las náuseas, pueden llegar a ser muy molestos. ¡Toma nota!

Ausencia de menstruación

La ausencia de menstruación es el signo más evidente de alerta ante un posible embarazo. El término médico es amenorrea y se define como la ausencia de menstruación durante 3 meses. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la ausencia de menstruación puede deberse a diversos factores, desde el estrés, trastornos alimenticios o el síndrome de ovarios poliquísticos. Por eso, ante este síntoma, si sospechamos que puede deberse a un embarazo, siempre debemos confirmarlo o descartarlo mediante un test de embarazo.  

Es importante mencionar que algunas embarazadas experimentan un dolor similar al dolor menstrual. Aunque este dolor puede ser un síntoma normal debido a los cambios que sufre el organismo durante el embarazo, es conveniente que se consulte con un especialista para que descarte cualquier complicación. 

New Call-to-action

Sangrado durante los primeros meses de embarazo

El sangrado en el primer trimestre es relativamente frecuente y ocurre en alrededor del 15-25% de las embarazadas. Un ligero sangrado en las primeras semanas se debe a la implantación que tiene lugar cuando el óvulo fecundado se fija al útero, ya que puede producir la rotura de pequeños vasos sanguíneos

El sangrado de implantación se caracteriza por ser mucho más ligero que la menstruación y por presentar un color más claro, tirando a rosado o marrón.El sangrado en los primeros días se considera uno de los primeros síntomas de embarazo. Si te ocurre, para descartar que se deba a otra causa, lo mejor es que acudas al especialista y le expliques tus síntomas, pero no te alarmes, ya que como hemos visto, es relativamente frecuente.

Dolor de pecho

La sensibilidad en los pechos puede aparecer de forma temprana, en las primeras dos semanas tras la concepción, y prolongarse durante varios meses. Se debe principalmente a los cambios hormonales, concretamente al incremento de la progesterona, una hormona esencial durante el embarazo y que, entre otras funciones, ayuda a la preparación del tejido mamario para producir la leche materna. Por este motivo muchas mujeres experimentan mayor sensibilidad y un aumento del tamaño del pecho. En determinadas ocasiones también es posible que se marquen más las venas de la piel, que se oscurezcan las areolas y aparezcan en esta zona unos pequeños bultitos llamados tubérculos de Montgomery. 

Por lo general, la sensibilidad mamaria se reduce a partir de la semana 12 de embarazo, cuando el organismo de la mujer comienza a acostumbrarse a los nuevos niveles hormonales. Para aliviar este síntoma puedes recurrir a los sujetadores premamá, que están hechos de tejidos suaves y elásticos y cuentan con refuerzo para ofrecer una mayor sujeción. 

Cansancio

Como te explicamos en nuestro artículo Descubre las hormonas del embarazo, hay varias hormonas que tienen un papel muy importante durante la gestación. Una de ellas es la progesterona. Como acabamos de ver, está implicada en la preparación del tejido mamario, pero, además, también está relacionada con un aumento de somnolencia en el primer trimestre de embarazo.  

Otro factor que también puede incrementar la sensación de cansancio es el aumento del bombeo de sangre que se produce en el cuerpo de la madre para poder llevar nutrientes al futuro bebé. 

Para aliviar el cansancio es recomendable adelantar la hora de irse a dormir y, si es posible, echar alguna siesta a lo largo del día. Si el cansancio es extremo y se prolonga más allá de las primeras 12-15 semanas será necesario acudir al médico para descartar si existe otro motivo como, por ejemplo, anemia, en cuyo caso el especialista podría recomendar un suplemento de hierro.

New Call-to-action

Náuseas y vómitos

Las náuseas y los vómitos son los síntomas que más asociamos a un embarazo. Aunque son más frecuentes durante el primer trimestre, pueden prolongarse durante toda la gestación. Normalmente suelen aparecer de forma más intensa a primera hora de la mañana, aunque pueden presentarse a cualquier hora del día.

El origen de estos síntomas no está del todo esclarecido, aunque parece que, una vez más, está relacionado con los cambios hormonales que se producen durante el embarazo. En concreto, con la gonadotropina coriónica humana (hCG), cuyos niveles están aumentados durante el primer trimestre. También es frecuente que muchas embarazadas experimenten un rechazo repentino a ciertos alimentos, o lo opuesto, los famosos “antojos” por un alimento particular

Por lo general las náuseas y los vómitos suelen remitir a partir del segundo trimestre de embarazo, y normalmente no causan problemas médicos. Sin embargo, existe un pequeño porcentaje de mujeres que experimentan una forma grave de vómitos y náuseas, conocida como hiperémesis gravídica. En estos casos es muy importante acudir al médico para que valore la situación, ya que los vómitos continuados pueden llegar a causar deshidratación, pérdida de peso y deficiencias nutricionales, entre otras complicaciones. 

Consejos para aliviar náuseas del embarazo

  • Comer menos cantidad, pero hacer más comidas al día.
  • Evitar los alimentos grasos, que son más difíciles de digerir, y los cítricos o picantes, que pueden provocar acidez. 
  • Comer algo nada más despertarse, ya que esto ayuda a eliminar el exceso del ácido del estómago.
  • Evitar los olores fuertes, que pueden incrementar las náuseas.
  • Utilizar ropa que no apriete en la zona de la barriga.
  • Dejar que pasen al menos 2 horas entre la cena y el momento de ir a dormir.

Estreñimiento

El estreñimiento es otro de los primeros síntomas del embarazo y uno de los más frecuentes.Se debe a diversos motivos, fundamentalmente a los cambios hormonales, que provocan que el tránsito intestinal sea más lento, y al crecimiento del útero, que puede ejercer presión sobre el recto.

Para aminorar este síntoma es aconsejable llevar una dieta rica en líquido y en fibra, y  hacer ejercicio para favorecer el movimiento intestinal. La actividad física es recomendable durante la gestación, como te contamos en nuestro artículo Realizar ejercicio durante el embarazo: sus múltiples beneficios.

Micción frecuente

Tener ganas de orinar de forma más frecuente que de costumbre es otro de los primeros síntomas del embarazo que experimentan muchas mujeres. Está causado por varios factores. Por un lado, la hormona hCG, que alcanza su pico más alto alrededor de la semana 12 de embarazo, provoca un aumento del flujo sanguíneo. Este incremento de la cantidad de sangre del organismo, provoca que los riñones procesen más líquido y, por lo tanto, se produzca más orina. Además, a medida que avanza el embarazo, el útero va creciendo y ejerce presión sobre la vejiga, reduciendo su capacidad, por lo que este síntoma continúa y se acentúa durante toda la gestación.

Es importante mencionar que, además de aumentar la frecuencia de orinar, la expulsión de la orina es más lenta, lo que aumenta el riesgo de presentar infecciones urinarias, que son relativamente frecuentes durante el embarazo. Los síntomas asociados son escozor al orinar, incremento de la frecuencia de micción, molestias pélvicas y cambios en el aspecto de la orina. Ante la mínima sospecha, es recomendable acudir al especialista para que valore la situación. 

Para prevenir las infecciones de orina es importante no aguantar las ganas de miccionar, ya que la retención prolongada puede favorecer el crecimiento de bacterias. También conviene beber mucho líquido, que ayuda a diluir la orina e incrementa las micciones, evitando así que la orina quede mucho tiempo retenida en la vejiga. 

Como ves, existen muchas medidas que puedes tomar para llevar mejor algunos de los primeros síntomas del embarazo y así disfrutar más de este momento lleno de ilusión.

Sabemos que, durante el embarazo, cuidar de tu salud y de la de tu bebé es fundamental, y para ello existen diferentes pruebas prenatales que se realizan de forma rutinaria para asegurar el correcto desarrollo del bebé.  Desde Veritas te presentamos myPrenatal, el test prenatal no invasivo más completo. Con tan solo un análisis de sangre, que se puede realizar desde la semana 10 de embarazo, sabrás el sexo de tu bebé y si presenta alguna alteración genética que pueda comprometer su salud. ¡No dudes en contactar con nosotros para más información!

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.