Cuestión de Genes

Resfriado en recién nacidos: por qué es tan frecuente y cómo aliviar sus síntomas.

El resfriado en recién nacidos es bastante habitual, como bien sabrás si tienes un bebé, y es que los estudios indican que suele presentarse entre 6 y 10 veces al año.

New Call-to-action

En este caso, seguro que también habrás escuchado que los antibióticos no sirven para su tratamiento y que suelen pasar por sí solos. ¿Esto es así? En este artículo te contamos si estas afirmaciones son ciertas, y te explicamos los motivos por los que el resfriado en recién nacidos es tan frecuente. 

¿Qué es el resfriado común?

El resfriado común es una infección vírica de nariz y garganta. Como ya hemos mencionado, durante sus primeros 12 meses de vida, un bebé puede tener entre 6 y 10 resfriados. Este número es tan elevado porque los recién nacidos aún no han desarrollado inmunidad a muchas infecciones comunes. 

Además, si están en contacto con otros niños como pueden ser sus hermanos, o incluso si van a la guardería, este número puede aumentar, ya que estos virus se transmiten con mucha facilidad. 

A pesar de que este número tan elevado de resfriados pueda alarmarnos, afortunadamente, la mayoría desaparecen por sí solos y no tienen consecuencias mayores. 

Resfriado y gripe ¿son lo mismo?

Confundir estas dos enfermedades es bastante común, sin embargo, no son lo mismo. A continuación, te resumimos sus principales diferencias:

  • Están originadas por virus distintos: aunque las dos patologías son víricas, el tipo de virus que las causa es distinto. De este modo, el virus de la gripe se llama “influenza”, mientras que el virus que origina el resfriado suele ser el “rinovirus”.
  • Frecuencia: en un año, la gripe suele darse solo una vez, mientras que el resfriado puede aparecer en varias ocasiones. 
  • Intensidad de los síntomas: aunque los síntomas en ambas son muy similares, en el caso de la gripe son bastante más intensos y suelen estar acompañados de fiebre durante aproximadamente 3 días,  dolores musculares que pueden ser moderados o intensos y fatiga. Normalmente todos sus síntomas aparecen de forma súbita y pueden prolongarse hasta dos semanas. 

En el caso del resfriado los síntomas son más leves, suelen presentarse de manera gradual y tienen una duración más corta que los de la gripe. Además de los síntomas que comparte con la gripe, el resfriado presenta síntomas adicionales como estornudos. La fiebre que se produce en estos casos suele ser baja e incluso en ocasiones puede ser que no se presente. 

Síntomas del resfriado en recién nacidos 

Ya hemos visto las principales diferencias entre los síntomas de la gripe y el resfriado. A continuación, te describimos los síntomas más comunes del resfriado, centrándonos en cómo pueden afectar a los bebés. Sin embargo, cabe destacar que estos síntomas son muy parecidos tanto en bebés como en adultos, manifestándose prácticamente de la misma manera. 

  • Obstrucción nasal: este es el síntoma principal en bebés menores de tres meses.  Puede ocasionar dificultad para amamantar o tomar el biberón. 
  • Secreción nasal que comienza siendo acuosa y amarillenta y va volviéndose más espesa y verde, teniendo una intensidad variable
  • Tos seca, que puede volverse muy intensa interfiriendo con la alimentación y el descanso. 
  • Estornudos, lagrimeo y congestión ocular.
  • Fiebre, sobre todo a partir de los 3 meses de edad. 
  • Disminución del apetito del bebé y dificultad para conciliar el sueño. 
  • Dolor de garganta y de cabeza.
  • Malestar general e irritabilidad.
New Call-to-action

La mayor parte de resfriados se solucionan solos, sin embargo, en el caso de los recién nacidos debemos prestar especial atención a la evolución de los síntomas para asegurarnos de que no está habiendo ninguna complicación, así como para cerciorarnos de que, en efecto, estos síntomas corresponden a un resfriado y no a otra enfermedad más grave como puede ser la bronquiolitis. 

¿Qué es la bronquiolitis? 

La bronquiolitis es una enfermedad en la que se infectan los bronquiolos, pequeñas vías respiratorias ubicadas en los pulmones. Es muy común en niños menores de dos años, y sus síntomas iniciales son iguales a los del resfriado. La diferencia con este es que en la bronquiolitis la tos empeora pasados un par de días, y el bebé comienza a presentar dificultades para respirar.

Esta dificultad para respirar puede identificarse si el abdomen del bebé se mueve mucho y si en su pecho se escucha una especie de silbido. Otras señales de que al niño le cuesta respirar pueden ser la pérdida de apetito, el rechazo a los líquidos y los vómitos. Ante cualquier duda, es importante acudir al médico para evitar complicaciones mayores como puede ser la deshidratación.

La bronquiolitis suele durar entre 7 y 10 días, mostrando con el tratamiento adecuado una mejoría gradual tanto de la dificultad para respirar como del estado general de salud, aunque la tos puede prolongarse hasta 4 semanas.

Tratamiento para el resfriado en recién nacidos 

En primer lugar, debes saber que no existe ninguna cura para el resfriado, que suele tener un periodo de incubación de 1 a 5 días, y desaparecer por sí solo a los 7 o 10 días. Sin embargo, mientras dura, sí que puedes tomar algunas medidas para aliviar sus molestos síntomas.

En el caso de bebés y niños, es muy importante no medicarlos sin consultar previamente al médico, pues los fármacos sin receta para el resfriado pueden tener efectos adversos, como ya lo alertó la FDA (Agencia de administración de alimentos y medicamentos de los Estados Unidos). En este comunicado advierten que el uso de medicamentos como antitusivos, descongestionantes o antihistamínicos en niños menores de dos años puede tener graves consecuencias.

Sin embargo, sí que puedes seguir los siguientes consejos para aliviar los síntomas de resfriado en tu recién nacido:

  • Hidratar bien al bebé, que en el caso de los lactantes sería asegurándonos de que realizan todas sus tomas y en ellas ingieren la cantidad suficiente de leche. 
  • Evitar las altas temperaturas dentro de casa.  
  • Por supuesto, evitar que el niño esté en contacto con humo de tabaco.
  • Ventilar diariamente la habitación del bebé.
  • Realizar lavados nasales para facilitar la expulsión de los mocos. Para los lavados nasales existen diferentes métodos, como utilizar ampollas de suero fisiológico o incluso existen perillas de goma con las que se pueden aspirar los mocos. Estos lavados nasales se recomiendan sobre todo antes de las tomas y antes de acostar al bebé, para que así pueda alimentarse y descansar mejor. 

Además, la relación entre la salud y alimentación es muy estrecha, por ello es importante que cuando tu bebé comience a ingerir alimentos y deje de ser un lactante, tenga una correcta aportación de vitaminas y nutrientes. 

Si aún no toma sólidos, la leche materna contiene anticuerpos que pueden ayudar a los recién nacidos a combatir las infecciones víricas, como te contaremos más adelante. 

Si deseas saber cómo favorecer tu salud y la de tu familia, te recomendamos que visites nuestro artículo Mejora tu salud con estos 10 consejos nutricionales.

¿Por qué no funcionan los antibióticos?

Como te hemos explicado, el resfriado es una infección causada generalmente por el virus “rinovirus”. Los virus son unas entidades biológicas que se encuentran en el límite de los organismos vivos. Son mucho más pequeños que las bacterias y no pueden verse a través de un microscopio. Para sobrevivir, necesitan infectar a una célula de otro organismo para poder utilizar sus mecanismos, moléculas y materiales y así poder producir más copias de sí mismos y propagarse rápidamente, haciendo enfermar al organismo que han infectado. Sin embargo, si los virus no entran dentro de otra célula, solo pueden sobrevivir durante poco tiempo. 

Hay muchos tipos de virus, algunos causan enfermedades leves como el resfriado, pero otros dan lugar a patologías severas como el VIH que causa el SIDA. 

Los antibióticos son medicamentos que combaten enfermedades causadas por bacterias, no por virus, por este motivo, no tiene sentido administrarlos si la patología tiene un origen vírico. Si tomamos antibióticos para intentar luchar contra infecciones víricas, puede ocurrir que desarrollemos una resistencia a los antibióticos. Si desarrollamos esta resistencia cuando realmente tengamos una infección por bacterias y tomemos el antibiótico, el fármaco no será efectivo.

Por qué es tan común el resfriado en bebés 

Algunos motivos por los que los recién nacidos se resfrían entre 6 y 10 veces al año son los siguientes:

  • Multitud de virus: una vez que un niño ha pasado un resfriado, se vuelve inmune al virus que lo ha provocado. Sin embargo, existen más de 100 tipos de virus que causan resfriado. A medida que tu hijo vaya pasando resfriados, aumentará su inmunidad contra más tipos de virus y por tanto se resfriará con menos frecuencia. 
  • Facilidad de contagio: como hemos explicado, los virus necesitan invadir una célula para sobrevivir. No obstante, pueden mantenerse con vida horas fuera de ellas. Por eso, si el bebé toca algún objeto contaminado con el virus y luego se lleva la mano a la boca o a la nariz, puede que entre en su organismo y, por lo tanto, causar una infección. 

Además, cuando alguien con un virus estornuda, tose o habla, se forman pequeñas gotas que contienen los virus. Por lo que si un niño con un resfriado estornuda cerca de otro también puede transmitirle el virus. Esta es una de las principales razones por la que el resfriado es tan común, ya que es frecuente que los bebés pasen tiempo con otros niños que no se lavan las manos tras toser, o que se tapan mal la boca al hacerlo. 

  • Sistema inmune de los bebés: El sistema inmune podemos definirlo como el conjunto de mecanismos que intervienen en la defensa de nuestro organismo. Cuando un bebé nace no tiene su sistema inmune activo completamente. Esto no quiere decir que nuestro bebé nazca sin defensas ya que, durante el último trimestre del embarazo, la madre transmite anticuerpos a través de la placenta al feto, y estos anticuerpos lo protegen durante sus primeros 6 meses de vida. Además de estos anticuerpos transmitidos por la madre, los recién nacidos empiezan a generar respuestas inmunes a los microorganismos que encuentran fuera del útero (que es estéril), desde el mismo momento de su nacimiento, pero sus defensas tardan aproximadamente un año en madurar completamente.

Existen estudios que demuestran que la leche materna contiene anticuerpos que no se encuentran en la leche de fórmula, por ello, la Asociación Española de Pediatría (AEP) y la Asociación Médica Estadounidense (AMA), entre otras, recomiendan la lactancia materna, siempre que sea posible, ya que aporta una protección añadida contra posibles infecciones e incluso otras enfermedades.

¿Tiene algo que ver el frío con los resfriados en recién nacidos?  

Que los resfriados están causados por el frío, es uno de los mitos más populares relacionados con esta enfermedad que, como estamos viendo, tiene un origen vírico y, por tanto, se transmite por contagio. 

Uno de los motivos por los que esta creencia está tan arraigada es porque los resfriados aumentan en otoño y en invierno. Sin embargo, esto no se debe al frío en sí mismo, sino a que este, en combinación con la falta de humedad, favorece la sequedad de las fosas nasales, que se vuelven más susceptibles al virus del resfriado. Además, en esta época del año los niños pasan más tiempo en lugares cerrados, en el colegio o en casa, por lo que el contagio resulta más fácil. 

Cuida la salud de tus hijos de la forma más avanzada 

Como has visto, el resfriado es una enfermedad que no suele presentar complicaciones, aunque es muy frecuente en recién nacidos. Ahora ya sabes los motivos, y conoces algunos consejos para aliviar sus síntomas la próxima vez que tu bebé se resfríe.

En Veritas sabemos que cuidar la salud de tu recién nacido es lo más importante para ti, por eso queremos recomendarte myNewbornDNA, un complemento a la prueba del talón, que detecta más de 300 enfermedades en las que, mediante la dieta o un manejo médico adecuado, podrás evitar complicaciones más graves a largo plazo. 

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.