Cuestión de Genes

Cómo se heredan los grupos sanguíneos y por qué es importante que sepas cuál es el tuyo

¿Sabes qué grupo sanguíneo tienes? Esta es una pregunta que todos deberíamos saber responder, pues supone una información fundamental en situaciones como las donaciones de sangre, las transfusiones o los embarazos. Además, también es muy interesante conocer cómo se heredan los grupos sanguíneos, ya que es una pregunta muy habitual en las consultas médicas. ¿Quieres saber por qué? En este post te lo explicamos.

New Call-to-action

La relación entre los glóbulos rojos y los grupos sanguíneos 

La sangre está formada por diferentes tipos celulares suspendidos en un líquido denominado “plasma”. La sangre es considerada un tejido y lo forman principalmente los glóbulos rojos, plaquetas, glóbulos blancos. Los grupos sanguíneos vienen determinados por unas moléculas que se encuentran en la superficie de los glóbulos rojos denominados “antígenos”.

Cada tipo de célula desempeña una función distinta:

  • Las plaquetas: estas células sin núcleo intervienen en la coagulación de la sangre cuando hay rotura de un vaso sanguíneo.
  • Los glóbulos blancos: también llamados leucocitos, estas células forman parte del sistema inmunitario del cuerpo, combatiendo las infecciones y enfermedades.
  • Los glóbulos rojos: también llamados hematíes, aportan a la sangre su color rojo característico y se encargan de transportar el oxígeno y el dióxido de carbono. Los antígenos, presentes en la superficie de estas células, dan lugar a los distintos grupos sanguíneos. 

Los dos sistemas antigénicos más importantes y conocidos son el sistema AB0 y el sistema RH.

El sistema AB0 de grupos sanguíneos

El denominado sistema AB0, fue descubierto por el patólogo y biólogo austríaco Karl Landsteiner, en el año 1901. Hasta entonces, se había comprobado que algunas transfusiones de sangre entre humanos eran exitosas y otras no, sin embargo, se desconocía el motivo.

Landsteiner percibió que, al mezclar la sangre de dos personas, esta reaccionaba de dos maneras: o bien aglutinándose y formando grumos, o bien fusionándose. De este modo, descubrió tres tipos diferentes de antígenos de los glóbulos rojos: A, B y 0, un hallazgo por el que, más adelante, recibió el premio Nobel. 

El gen AB0 posee tres alelos: A, B y 0 y el grupo sanguíneo queda determinado por la presencia o ausencia de estos 3 alelos. Un alelo es cada una de las formas en las que puede expresarse un mismo gen. Como hemos explicado previamente, los distintos grupos sanguíneos vienen dados por la ausencia o presencia de ciertos antígenos en los glóbulos rojos. Estos antígenos son distintos según los alelos que los formen. Así:

  • Los alelos A y B forman los antígenos de tipo A y de tipo B respectivamente.
  • El alelo 0 no produce ningún tipo de antígeno.

De este modo, y según los antígenos que se tengan o de los que se carezca en los glóbulos rojos, distinguimos 4 grupos sanguíneos: Grupo A, Grupo B, Grupo AB y Grupo 0.

El sistema Rh o antígeno D

El Sistema Rh (Rhesus), también llamado antígeno D, del mismo modo que el sistema AB0 se basa en la ausencia o presencia de un antígeno determinado en la superficie membranosa de los glóbulos rojos:

  • Si hay presencia de dicho antígeno, el glóbulo será Rh positivo y no tendrá anticuerpos contra este antígeno, esta es la situación más habitual.
  • Si hay ausencia de dicho antígeno, el glóbulo será Rh negativo. Generalmente no implica ningún problema para la salud de la persona, únicamente es importante en la mujer de cara a un embarazo. 

Compatibilidad de los grupos sanguíneos

No todos los grupos sanguíneos son compatibles entre sí, existe una compatibilidad específica tanto para el grupo AB0 y como para el factor Rh. En el siguiente cuadro te enseñamos la compatibilidad de los distintos grupos sanguíneos a la hora de recibir y donar sangre: 

Si se realiza una transfusión entre grupos sanguíneos no compatibles, tanto en grupo AB0 como en Rh, se generan anticuerpos que causan lo que se denomina “reacción transfusional hemolítica aguda” con graves consecuencias para la salud, ya que la reacción inmunitaria que se desencadena causa la rotura de los glóbulos rojos (hemólisis). 

Por ejemplo:

  • El grupo sanguíneo A reacciona frente los grupos B o AB.
  • El grupo sanguíneo B reacciona frente los grupos A o AB.
  • El grupo sanguíneo 0 reacciona frente los grupos A, B o AB, pero puede utilizarse para trasfusiones a todos los demás grupos. Por eso a las personas con sangre de tipo 0 se les llama “donantes universales”. 
  • El grupo sanguíneo AB no reacciona frente los grupos A, B, AB o 0.
  • La grupo sanguíneo Rh negativo reacciona frente a la sangre del grupo Rh positivo. 
  • El grupo sanguíneo AB positivo no reacciona frente a ningún grupo, de ahí que a las personas con este grupo sanguíneo se les llame “receptores universales”.
New Call-to-action

La incompatibilidad de Rh en el embarazo 

Durante el embarazo es muy importante tener en cuenta el factor Rh de la madre.

El Rh positivo es el grupo sanguíneo más frecuente. El Rh negativo es menos común, y de cara a un embarazo en una mujer Rh negativo es necesario tomar ciertas precauciones. Si la pareja es Rh positivo, existe la posibilidad de que el bebé también lo sea, en este caso pueden presentarse complicaciones durante el embarazo. Esto ocurre si la sangre de madre e hijo entran en contacto.

Aunque lo normal es que la sangre de la madre no se mezcle con la del bebé durante el embarazo, puede ocurrir durante el parto. Si esto sucede, la sangre Rh negativo de la madre puede reaccionar con los anticuerpos Rh del hijo. Esto no representan un problema en un primer embarazo, pero sí supone un problema para embarazos posteriores, puesto que los anticuerpos podrían traspasar la placenta y atacar a los glóbulos rojos de un futuro bebé Rh positivo. En este caso podría causar anemia en el feto que podría llegar a causar su muerte.

En la primera consulta prenatal el médico prescribirá un análisis para conocer el grupo sanguíneo de la madre y su factor Rh. Si es Rh negativo, probablemente realizará un examen de anticuerpos en el primer trimestre para así detectar posibles anticuerpos con factor Rh positivo y en su caso, tomar las medidas oportunas inyectando gammaglobulina Anti-D que evita que el cuerpo de la madre genere anticuerpos Rh a lo largo del embarazo y tras el parto.

Pruebas para determinar el grupo sanguíneo

Para determinar el grupo sanguíneo, es necesaria una muestra de sangre. La prueba tiene lugar en dos pasos:

La muestra se mezcla con anticuerpos frente a sangre de tipo A y de tipo B y se comprueba si los glóbulos rojos de la sangre se aglutinan o no.

En caso de que se observen grumos, es que la sangre ha reaccionado con uno de los anticuerpos.

Se denomina prueba inversa. Aquí se mezcla el plasma de la sangre (sin células) con sangre de tipo A o de tipo B:

  • Las personas con sangre de tipo A tienen anticuerpos contra el tipo B. 
  • Las personas con sangre tipo B tienen anticuerpos contra el tipo A. 
  • Las personas con sangre tipo 0 tienen anticuerpos tanto contra el tipo A como contra el tipo B.

Para determinar el Rh positivo o negativo, se contempla si la sangre tiene o no proteínas en la superficie celular.  En el primer caso sería Rh positivo y en el segundo, negativo. 

¿Cómo se heredan los grupos sanguíneos?

Los grupos sanguíneos tienen carácter hereditario. Su patrón es mendeliano, es decir, para explicarlo de forma sencilla, son consecuencia de un solo gen.

El gen de AB0 tiene tres tipos de alelos: A, B y 0. Los dos primeros, A y B, son codominantes, es decir, dominan por igual.  Sin embargo, el alelo 0 es recesivo.

Las distintas combinaciones entre estos tres alelos generan los distintos grupos sanguíneos.

Por ejemplo, una persona con grupo sanguíneo AB tiene un gen A y otro B, mientras que una persona con grupo sanguíneo A puede tener dos genes AA o un gen A y otro 0, pero prevalece el A, puesto que es dominante. 

En el siguiente cuadro te mostramos una tabla de compatibilidad de grupos padres-hijos:

Resultado de imagen de ejemplo grupos sanguineos de padres e hijos

En cuanto a los grupos sanguíneos más frecuentes en España, predominan los de factor Rh positivo, en concreto el A+, el 0+ y el B+. 

¿Cerca de “fabricar” sangre universal?

El científico, Stephen G. Withers y su equipo, de University of British Columbia , ha descrito cómo convertir sangre del grupo A en 0, mediante la acción de dos enzimas de la microbiota del intestino. Este hallazgo, que fue publicado en  la revista Nature Microbiology en junio de este año, de validarse permitiría incrementar las reservas de este grupo sanguíneo que, como vimos antes, es el universal. 

Como has visto en este artículo, los grupos sanguíneos tienen un papel muy importante en procesos clave, como una transfusión de sangre o durante el embarazo, y conocerlos es importante para evitar cualquier tipo de complicación.

Es importante apuntar que, en caso de urgencia, se utiliza sangre de donante universal, pero aun así es muy recomendable conocer un dato tan relevante este. Y tú ¿ya sabes qué grupo sanguíneo tienes?

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.