Cuestión de Genes

¿La depresión es hereditaria?

La depresión es un trastorno emocional que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), España es el cuarto país de Europa en número de casos con dos millones de personas afectadas.

 ¿Cuáles son sus causas?, ¿puede transmitirse de padres a hijos a través de los genes?, es decir ¿la depresión es hereditaria? ¡En este post damos respuesta a estas preguntas!

New Call-to-action

¿Qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad mental que provoca bajo estado de ánimo, apatía y sentimientos de tristeza, que generalmente afectan al grado de actividad, al pensamiento y al comportamiento de las personas que la sufren.

En ocasiones, se acompaña de sentimientos negativos como el de culpa, irritabilidad y pesimismo, así como de una disminución de la concentración, del apetito y de la libido. En los casos más graves pueden aparecer ideas de muerte o suicidio.

Se trata de una patología que no afecta a los dos sexos por igual. Según datos de la OMS de las personas que presentan depresión un 5,1% son mujeres y un 3,6% son hombres.

Causas de la depresión

¿Es la depresión un trastorno biológico o está causada por situaciones externas? En realidad, ambos conceptos son válidos, en la depresión endógena existe una causa biológica que la motiva y en la depresión exógena existen factores que la pueden causar o al menos encender la mecha que provoca el desarrollo de la sintomatología. 

La depresión se produce generalmente por la interacción de diversos factores biológicos que convergen para dar lugar a los síntomas asociados a esta patología. 

Algunos de estos factores son:

  • Diferencias biológicas: las personas que presentan depresión presentan determinados cambios físicos en el cerebro, este tipo de diferencias están siendo estudiadas y no se comprenden totalmente. 
  • Química cerebral: los neurotransmisores como la serotonina, dopamina o noradrenalina juegan un papel importante en la comunicación cerebral, las alteraciones en su funcionamiento estan relacionadas con la depresión y con su tratamiento.
  • Hormonas: las hormonas pueden tener un papel importante en la depresión, principalmente en estados fisiológicos como el embarazo, postparto, menopausia, problemas de tiroides, etc. donde los cambios en los niveles de hormonas son importantes.
  • Factores genéticos: la depresión es más frecuente en personas que tienen familiares cercanos que la padecen.
  • Factores psicosociales y personalidad: en especial mecanismos de defensa psicológica como la resiliencia pueden proteger a una persona frente a la depresión y otros trastornos emocionales.   

Entonces ¿la depresión es hereditaria?

En artículos como Enfermedades y tipos de herencia genética, vimos que muchas patologías se transmiten de padres a hijos siguiendo un determinado patrón de herencia. 

Pero ¿es el caso de la afección que nos ocupa? es decir, ¿la depresión también puede heredarse? 

El desarrollo de depresión depende de factores genéticos y ambientales. En concreto, la heredabilidad de esta patología se estima en un 40-50% ¿qué significa esto? El concepto de heredabilidad se refiere al porcentaje de población con esta enfermedad cuyas causas son atribuibles a la variación en el ADN entre individuos, pero no significa que los hijos de una persona con depresión vayan a presentarla con un 40% de probabilidad, ¡no es correcto! Esto significa que la herencia genética explica el 40% de las diferencias individuales en presentar depresión. Quizá esto suena muy técnico, lo importante es que existe un factor genético, esto significa que estas variaciones genéticas pueden pasar de padres a hijos y el riesgo para familiares de primer grado es mayor, pero no significa que vayan a desarrollar el trastorno. 

New Call-to-action

Esto también ocurre en otras enfermedades mentales, por ejemplo en la esquizofrenia, como te explicamos detalladamente en nuestro artículo Causas de la esquizofrenia y heredabilidad

El “umbral de susceptibilidad” en la depresión

La depresión no sigue un patrón clásico de herencia mendeliana. Su transmisión se explica con el modelo de “umbral de la susceptibilidad”. Esto significa que los factores ambientales y genéticos interactúan entre sí para dar una carga global de riesgo de presentar depresión. Las personas que superan el “umbral de susceptibilidad” presentarán la enfermedad.

¿Cuáles son los “genes de la depresión”?

Diversos estudios han ido recogiendo la evidencia científica existente para determinar los genes que tienen un efecto determinante en el desarrollo de la depresión, sin embargo, esta tarea no ha sido muy fructífera. 

Existen algunos genes que parece que aumentan el riesgo de presentar la enfermedad, pero siempre actuando de manera global con otros genes y con factores ambientales.

Algunos de estos genes son SIRT1, LHPP, los genes relacionados con la serotonina y sus receptores HTR2A, SLC6A4, 5HTT, el gen MDD1 o el gen MDD2.

Tipos de depresión

No todas las depresiones son iguales, pues existen diferentes clases en función de sus síntomas y desarrollo. En cada una de ellas el peso que tienen los factores que la causan varía. 

Principalmente podemos distinguir diferentes los siguientes tipos de depresión:

  • Depresión mayor: este tipo de depresión tiene un componente genético predominante y, aunque existe también un factor ambiental, tiene mucho menos peso. La depresión mayor puede presentar recurrencias y, en determinados casos, parece tener cierto carácter estacional.
  • Depresión reactiva: en este caso normalmente se da la situación opuesta: la aportación genética existe, pero es menor, y la enfermedad suele producirse por una mala adaptación a situaciones estresantes externas que el paciente no logra afrontar de manera satisfactoria.
  • Distimia: en este tipo de depresión el cuadro suele ser más leve que en los dos anteriores, y tiene una evolución crónica. Suele desarrollarse lentamente, pero la presencia de síntomas es constante. Parece tener relación con la personalidad y la exposición al estrés prolongado. 
  • Depresión enmascarada: en este caso el paciente no presenta los síntomas típicos de la depresión, sino que somatiza la enfermedad en alteraciones físicas (somatización) o en cambios de conducta.

La resiliencia, un recurso para manejar la depresión 

Seguro que el término resiliencia te suena, pues últimamente se habla mucho de esta capacidad que tenemos los seres humanos para adaptarnos de manera positiva a situaciones adversas. Las personas resilientes cuentan con un factor protector de la salud mental e incluso física, ya que disponen de un recurso para salir adelante en situaciones difíciles. Pero ¿cuáles son los factores que hacen que una persona sea resiliente? 

Los factores protectores implicados en el proceso de resiliencia son tanto individuales como ambientales. 

A nivel individual se encuentran:

  • La habilidad para solucionar problemas.
  • La independencia.
  • Las estrategias de afrontamiento.

Ambientalmente los factores protectores pueden darse dentro de la familia o de la comunidad. Por ejemplo, dentro del entorno familiar los factores protectores son, entre otros: 

  • Relaciones de confianza y cercanía.
  • Apoyo de los miembros de la familia.
  • Vínculos afectivos adecuados con los padres.

Retos en el estudio de la depresión

ntivas o de tratamiento, así como para trabajar con los pacientes en fortalecer sus defensas psicológicas frente a la patología. 

Esperamos que este artículo te haya resultado interesante y haya resuelto tus dudas acerca de si la depresión es hereditaria. Como has podido ver, y a modo de síntesis, este trastorno emocional depende de la interacción de ambiente y genética, por lo tanto ambos factores influyen en su desarrollo. Hoy en día se está avanzando en el conocimiento de genes o grupos de genes que de manera conjunta, faciliten un riesgo de presentar la enfermedad y nuevas opciones de tratamiento.  

En nuestro blog podrás resolver otras dudas relacionadas con diversas enfermedades, así como encontrar numerosos consejos para fomentar tu bienestar y el de los tuyos. Además, si quieres ir un paso más allá en el cuidado de tu salud, desde Veritas ponemos a tu disposición pruebas genéticas que pueden ayudarte. ¿Quieres saber más? Entonces no dudes en contactar con Veritas

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.